Saltar al contenido

¿Qué es Zona Flamenca?

Uno de los principales centros de interés cultural característico de los barrios sevillanos es el flamenco. Una expresión artística que, desafortunadamente, convive con el incremento del racismo antigitano y de los discursos de odio, al tiempo que la polarización política y social no hace más que aumentar.

Por otro lado, las personas e instituciones vinculadas con la cultura en los barrios, consideran la promoción del flamenco como uno de los retos principales ante el creciente desconocimiento y pérdida de referentes entre las personas jóvenes.

Estos dos aspectos, la lucha contra el antigitanismo y la promoción del flamenco, requieren de una intervención que, desde la cultura y la educación para la participación, reivindique las artes flamencas como herramienta crítica y antirracista.

Zona Flamenca surge de esta necesidad. Es una intervención artística, desde el flamenco en las periferias, que, a través de la activación de dinámicas comunitarias transformadoras, persigue la recuperación de figuras gitanas y obreras que sufrieron el éxodo (del centro a la periferia) y el estigma.

Cinco figuras | Semblanzas:

Las figuras escogidas corresponden a un periodo histórico que comprende desde los años 40 a los 80 del siglo pasado, siendo, por tanto, protagonistas del desplazamiento hacia la periferia de las poblaciones habitantes de los barrios históricos de Sevilla, tales como Triana, San Bernardo, la Macarena o la Alameda. Estas figuras son:

Chocolate

Antonio Núñez Montoya, nacido el 4 de mayo de 1930 en Jerez de la Frontera y fallecido el 20 de julio de 2005 en Sevilla. Originario de Jerez de la Frontera, se traslada siendo niño, primero, al barrio del Porvenir, luego a la Alameda de Hércules y desde muy joven participa en la vida flamenca nocturna de la zona. A pesar de que en los años 70 del siglo XX consiguió un nombre gracias a los festivales flamencos, habitó en los barrios de San Pablo y Macarena. Supone un ejemplo del flamenco más estéticamente comprometido, siendo la figura de la que se dispone un mayor número de grabaciones y testimonios.


Pepa la Calzona

Josefa Filigrana Moreno, nacida en Triana. Natural de Triana y uno de los ejemplos de las familias gitanas que fueron desplazadas hacia otros entornos y acabaron en el Polígono Sur. Mujer, gitana, ciega y un ejemplo de resistencia ante las adversidades. Conocemos su lado artístico a través de su participación en la serie documental Rito y Geografía del Cante producida por Televisión Española, en los 70, y en el espectáculo Triana Pura de 1983 en el Teatro Lope de Vega.


Carmen la del Titi

Carmen Rodríguez Vargas, nacida en el Barrio de Triana, Sevilla, el 17 de diciembre de 1928. Como Pepa, es otro ejemplo de familias desplazadas en este caso hacia la barriada Madre de Dios, uno de los llamados Tres Barrios en el Distrito Cerro-Amate. De ella se conservan entrevistas y documentales en los que relata su experiencia en primera persona. También participó en el espectáculo Triana Pura.


Bizco Amate

Enrique Guillén Cascajosa, nacido en el barrio de Amate, el 16 de enero de 1917 y fallecido el 15 de junio de 1948 en Sevilla. Ejemplo de cantaor bohemio que no se ajustaba fácilmente al mercado del flamenco de sus tiempos, se buscaba la vida cantando en las tabernas y los tranvías. Falleció en la subida del Tamarguillo debajo del puente que era su casa. Sus fandangos son testimonio del compromiso político más radical, costándole más de una noche en el calabozo.


Tragapanes

José Rodríguez Lara, nacido en el barrio de Triana, en 1909 y fallecido en Sevilla. Desplazado desde Triana al barrio de Torreblanca, es un caso excepcional de conciencia histórica por su sabiduría y testimonio sobre la historia de su familia, Los Caganchos, y de los gitanos de Triana, que conocemos a través de grabaciones y participación en espectáculos, en los cuales además de cantar, tenía la habilidad de narrar historias.